Anuncia Alemania innovador centro de investigación médica

c
noviembre 9, 2012

El nuevo centro de investigación se asentará en la ciudad de Berlín, Alemania. AP

BERLÍN, ALEMANIA (07/NOV/2012).- El gobierno federal y la ciudad de Berlín anunciaron hoy la fundación de un nuevo centro de investigación de la salud que apunta a convertirse en “un faro de la medicina”, en el cual invertirán hasta 2018 unos 300 millones de euros (cuatro mil 988 millones de pesos mexicanos).
El nuevo centro contará con la cooperación del hospital universitario berlinés Charité y el instituto de investigación molecular Max-Delbrück-Centrum.
En un programas sin precedentes, ambas instituciones unirán en un solo centro la ciencia básica biomolecular con la investigación orientada hacia el paciente de la Clínica Universitaria.
La ministra alemana de Educación, Annette Schavan, hizo el anuncio de la creación del nuevo centro, que se llamará Instituto Berlinés para la Investigación de la Salud (BIG, por sus siglas en alemán).
“Es un paso adelante, hacia una ulterior institucionalización de nuestra ciencia e investigación”, dijo Schavan, quien destacó la importancia de acercar a los científicos a investigadores de la salud.
El gobierno federal y la ciudad, en proporciones de 90 y 10 por ciento de manera respectiva, contribuirán hasta 2018 con un total de 300 millones de euros para fortalecer el instituto.
Entre los objetivos del nuevo centro figuran el de mantener en contacto de manera más eficaz el trabajo médico de consultorios con la investigación médica dentro de las clínicas.
De esta forma los descubrimientos médicos pueden “llegar de manera más rápida y directa a los pacientes”, según la ministra.
Para el próximo año están planeadas inversiones por un total de 15 millones de euros, (249 millones de pesos mexicanos) anunció el alcalde de la capital alemana Klaus Wowereit, quien también presenció la instalación oficial del BIG.
Además de los fondos públicos, se añaden unos 40 millones de euros (665 millones 132 mil pesos mexicanos) que la empresaria Johanna Quandt donó a la fundación Charité. Los Quandt son los propietarios del consorcio automotriz BMW.
El BIG no tendrá un edificio propio en esta primera fase, sólo se adecuarán estructuras ya existentes de la Charité y del centro Max-Delbrück de Medicina Molecular.
Con esta cooperación el gobierno alemán quiere sentar un ejemplo de colaboración entre el gobierno federal y los estados para proyectos científicos de élite.
Hasta ahora una ley de 2006 prohibía la posibilidad de una participación duradera del Estado Federal en proyectos de investigación que le correspondían solo a los estados federados.El Usuario reconoce que la información y opiniones de los contenidos, comentarios, imágenes, videos o información que son publicados o difundidos por terceros en el uso de los servicios de comunicación y redes sociales en los que se vincula la participación de EL INFORMADOR, pertenecen únicamente al criterio de su creador y no reflejan las opiniones o políticas de UNIÓN EDITORIALISTA, S.A. DE C.V., por lo que el Usuario libera expresamente a UNIÓN EDITORIALISTA, S.A. DE C.V., de cualquier afectación de derechos de terceros derivado de las opiniones, imágenes o contenidos de terceros.
[ ver términos y condiciones del sitio ]

El informador Tecnología

Comparte en las redes sociales: