Australia se compromete con el clima

c
noviembre 12, 2012

PARÍS, FRANCIA (09/NOV/2012).- Australia, gran emisor de gases de efecto invernadero, dio una pequeña esperanza al clima hoy luego de anunciar que está listo para comprometerse en una posible extensión del Protocolo de Kiodo, una vez que éste expire el próximo 31 de diciembre.

Europa ya no es la única que respaldaría una ampliación del protocolo, cuyo objetivo es la reducción de las emisiones en cerca de 40 países industrializados, celebró el diario francés Le Monde en un artículo sobre el calentamiento global.

“Hoy puedo anunciar que Australia está preparada para unirse a un segundo período de compromiso”, declaró el ministro australiano para el Cambio Climático, Greg Combet, sumándose con ello a Europa, hasta ahora el único jugador sujeto a Kioto dispuesto a mantenerlo vivo.

El futuro del Protocolo de Kioto será uno de los principales temas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático previsto en Doha, capital de Qatar, del 26 de noviembre al 7 de diciembre próximos.

Para Australia, el desafío de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) es enorme, pues el país ocupa un lugar entre los mayores contaminantes del mundo por habitante, con una gran dependencia de la minería y de las exportaciones de carbón.

Según Combet, aceptar un segundo periodo de compromiso del protocolo debería permitir a los círculos empresariales australianos tener acceso al financiamiento internacional vinculado a Kioto.

En la actualidad, la mayor parte de los países industrializados rechazan el dispositivo debido a que los equilibrios económicos han cambiado radicalmente desde su firma en 1997 y su entrada en vigor en 2005.

Los países industrializados, incluidos en el protocolo, producen más de un tercio de las emisiones globales de CO2, mientras que los emergentes son responsables de casi el 40 %, por lo que algunas naciones consideran innecesario al protocolo.

En su lugar, piden la adopción de mecanismos que involucren a los dos mayores contaminadores del planeta, China y Estados Unidos, ya que el primero de ellos no es visto como país industrializado por el Protocolo; y el segundo nunca ha ratificado el documento.

Japón ha repetido desde hace años que no dejará que se le impongan nuevas reducciones en un “Kioto 2″; Rusia mencionó en octubre pasado su posible salida del protocolo, del que “no obtiene ningún beneficio particular”; y Canadá decidió dejarlo en diciembre de 2011.

Finalmente, Nueva Zelanda decidió en dirección opuesta a su vecina Australia y anunció -también este viernes- que no seguiría en una segunda temporada de Kioto.

En este contexto, la Unión Europea (UE) había aparecido como la única fuerza política consciente del futuro el Protocolo de Kioto, sus principios y sus mecanismos, así como sus beneficios, hasta este viernes, con Australia.

El informador Tecnología

Comparte en las redes sociales: