Benicio del Toro, con los ojos abiertos

c
noviembre 20, 2012

CIUDAD DE MÉXICO (19/NOV/2012).- Benicio del Toro sabe que una de las grandes asignaturas para Barack Obama en el segundo periodo como presidente de Estados Unidos será el tema de la migración con México.

“A ver si se pone a la gente en Estados Unidos a trabajar y hacer unos cambios, decisiones que son importantes. No solamente los latinos lo pusieron de nuevo en la Casa Blanca (a Obama), creo que en los siguientes cuatro años tendrá mucho trabajo. El problema de la migración va tener que solucionarlo de alguna manera humana, digo, el de las drogas es importante, pero lo es más la migración; será importante ver cómo se desplaza mundialmente como líder por Latinoamérica”, comenta.

En Estados Unidos y Hollywood nadie tiene un lugar seguro en el cine, pese a que se haya ganado un Oscar y, si se duda, basta preguntarle al actor puertorriqueño, quien logró la estatuilla por su trabajo en Traffic.

El también ganador de premios en Cannes, Berlín y un Globo de Oro, acaba de rodar con Terrence Mallick (El árbol de la vida), pero fue una participación tan pequeña, que desconoce si quedará en la edición final.

“Se trata de un cameo que hice con él, vamos a ver si lo mantiene, pero uno nunca sabe, pero no importa, porque así es esto”, comenta vía telefónica desde el país del Norte.

Del Toro, puertorriqueño de 45 años, es considerado uno de los estandartes latinos en la llamada meca del cine, donde ha trabajado en cerca de 50 producciones, entre ellas Hombre Lobo y El Che, en la cual dio vida a Ernesto Guevara.

De acuerdo a imdb.com, tiene cuatro proyectos en puerta, pero él lo niega. La fama no es sinónimo de trabajo. “Lo que se dice de Agent: Century 21 ahora mismo no está claro que vaya a trabajar en eso, es un proyecto que todavía está en fase de construcción”.

Lo que ya está es Jimmy Picard, cinta que aborda la vida del jefe de la tribu india Blackfoot, afectado por el alcoholismo y la neurosis. “Se rodó en Detroit, Michigan y Montana, no he visto la película, pero sé que el director está trabajando, editando la obra y es lo próximo, cierto que se sabrá de mí”, destaca Del Toro, quien anteriormente ha dicho que se trata de un buen personaje.

El arduo trabajo tras la cámara

Eso y su labor como director en el filme 7 días en La Habana, conformada por cortos en la que el histrión decidió contar la historia de un estadounidense que llega a Cuba y se ve envuelto con un travesti.

La cinta se proyectó en el reciente Festival Internacional de Cine de Morelia y Cannes, pero llegará a salas comerciales en febrero próximo, de la mano de la distribuidora Nueva Era.

El corto que dirige, titulado El Yuma, está hablado en inglés y español, idioma último que, considera, aún le falta para poder viajar por el mundo. “La situación con las películas de habla hispana tiene que ver con cómo reaccionan los países de habla hispana, cómo hacen negocio, porque al fin y al cabo es una cosa de eso. Sé que en México va mucha gente al cine, pero no sé la situación de Venezuela o Perú. La solución personal, creo, es que hagan proyectos de calidad, digo, se van a seguir haciendo películas en Argentina, en España, la solución es hacer buen cine (para que la gente vaya)”.

FRASE

”Dirigir fue una buena experiencia y muy divertida, sobre todo eso”.

Benicio del Toro, actor

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: