Beto Cuevas, en metamorfosis sonora

c
noviembre 20, 2012

GUADALAJARA, JALISCO (19/NOV/2012).- La reinvención es una palabra que a muchos artistas les causa temor. Una vez que descubren la formula del éxito, ¿por qué cambiar? Una vez que encuentran una canción que les funciona, que se convierte en el himno de una generación, ¿qué sentido tiene darle forma a otras melodías? Pero para Beto Cuevas, el gran reto de su vida, en lo artístico y lo personal, es justamente ése: reinventarse. Siempre.

El cantante chileno, ex vocalista de La Ley y ahora convertido en solista, prepara su presentación en Guadalajara para el 29 de noviembre, “una ciudad que quiero mucho, que tenía muchas ganas de visitar”, afirma en entrevista.

El artista llega con novedades bajo el brazo. El primer motivo de su visita es presentar su producción sonora más reciente, ”Transformación”; una placa sonora de la que se desprende el sencillo ”Quiero creer” y que ya cosechó una buena opinión de la crítica.

El regreso del ex vocalista del legendario trío de rock La Ley, coincide con el lanzamiento de su libro ”El arte de ser Beto Cuevas”, una suerte de autobiografía (aunque él diga que no lo es en el sentido más purista de la palabra). En el texto, Cuevas muestra diversas facetas que son desconocidas por el público. “Quiero que la gente me conozca mejor”, afirma vía telefónica.

“Me encuentro en un momento muy bueno con el disco ‘Transformación’, y sobre todo con toda la energía del mundo para compartir mi nueva música. Pero no nada más me interesa presumir el buen instante discográfico. También estoy contento por el lanzamiento de mi libro, ‘El arte de ser Beto Cuevas’, lleno de anécdotas y de conversaciones”.

La marea de actividades que tiene Beto Cuevas a lo largo del día lo hacen un artista difícil de encontrar. Si no se encuentra ensayando para un ”show”, su tiempo lo consume el ”reality” ”La Voz…México”, donde se desempeña como ”coach” de un grupo de concursantes. Sin embargo, el cantante sabe darse tiempo para reflexionar sobre su camino. Para valorar los pasos que ya ha dado en su carrera y tomar impulso para los que vienen. Después de todo, quiere seguir transformándose.

—Como solista tienes una dinámica muy distinta a la que manejaste dentro de La Ley, ¿qué es lo que les pides a los colaboradores que se suben contigo al escenario ahora?

—Lo primero es que conozcan lo que yo hago, que tengan una referencia de lo que he ido haciendo en mi carrera. Estoy en una etapa de madurez (musical), pero sigo siendo una persona bastante exigente en cuanto a la gente que trabaja conmigo, porque me gusta marcar la pauta de cómo quiero que se hagan las cosas, porque es lo que va a percibir el público a lo largo del concierto.

—¿Es muy diferente el Beto Cuevas de hoy al que se subía al escenario hace 10 años?

—Ahora me gusta mucho involucrarme hasta en el más mínimo detalle de todo lo que se hace en el ”show”. Pero creo que también me he ido convirtiendo en una persona mucho más tranquila, mucho más agradecido con las oportunidades que me ha dado la vida. Ahora tengo muchas ganas de crear cosas nuevas, cosas que no haya hecho en el pasado.

—Hay un cambio sonoro marcado entre lo que hacías antes con La Ley a tu forma de trabajar ahora, ¿cambió tu forma de ver al rock en estos últimos años?

—Me gusta la música en general. Me sigue gustando el rock, obviamente, pero también experimentar con nuevas cosas. Lo que sí ya no va a cambiar es la forma de interpretar una canción, mi forma de entregarlas al público en términos vocales. Yo me siento abierto a seguir experimentando estilos, a mezclar, a originar, a hacer cosas nuevas y no quedarme pegado a una sola manera de hacer música. Entiendo que muchas personas se hayan sacado de onda al escuchar que mis discos como solista no necesariamente están llevados por la guitarra o el rock. Sin embargo, que mi voz siga siendo la misma es mi sello.

—¿Cómo te llevas con tu pasado musical, La Ley no es una sombra al momento de quererte reinventar como artista?

—Soy una consecuencia y un resultado de todo lo que he hecho en el pasado. Me siento muy en armonía con lo que hice antes. Entiendo perfectamente cuando la gente va a ver un concierto nuevo y tiene ganas de escucharme cantar alguna canción que hice antes. Sigo cantando canciones viejas, de La Ley, de mi primer disco, porque sé que es la mejor forma de que la gente abra su corazón a mis temas nuevos.

—La mayor parte de los proyectos sonoros donde te involucras son musicales, ¿qué te impulsó a hacer un libro?

—Desde hace mucho tiempo tenía ganas de contar un poquito el paso de mi vida, sin entrar de lleno en lo que sería una biografía… es una especie de biografía cubierta, no tan detallada, porque es un texto muy lúdico, que va de mi infancia a mi presente. Si hubiera querido entrar en detalles, tendría que haber hecho un libro más grueso.

—Las autobiografías suelen ser ejercicios de reflexión profunda para quien las escribe, ¿qué descubriste de ti mismo durante el proceso?

—Muchas cosas, en especial a través de las anécdotas de mi vida, de diferentes etapas que puse. Terminé por darme cuenta que todo en mi vida se liga de alguna forma siempre al arte, el dibujo, la pintura y la música.

POR CIERTO

Viaje por el pasado y el presente

El concierto que ofrecerá Beto Cuevas en el Teatro Diana será similar en cuanto a su estructura a lo que ofreció en el Teatro Metropólitan hace un par de semanas, aunque con una diferencia: Aquí no habrá invitados especiales.

El show que ofreció en la capital el chileno contó con la presencia de Ha*Ash, Deborah del Corral y algunos de sus “alumnos” de La voz… México.

“Lamentablemente por cuestiones de agenda no pueden ir, pero lo que si ofreceré es un viaje por el pasado y mi presente musical. Creo que la gente se la va a pasar muy bien, es un ‘show’ entretenido donde intercalo éxitos con nuevos temas”, anunció el cantante.

Beto Cuevas en concierto / Teatro Diana / 29 de noviembre / 20:30 horas / Boletos de 100 a 800 pesos

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: