Centros Conacyt se constituyen en segundo sistema de investigación nacional

c
enero 30, 2013

CIUDAD DE MÉXICO (18/NOV/2012).- En 20 años de existencia, el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt se ha convertido en la segunda fuerza de investigación a nivel nacional, al contar con presencia en 50 localidades de 28 entidades federativas.

El Sistema, integrado por 27 centros, alcanza el 10 % de la membresía del Sistema Nacional de Investigadores. Además, una de las singularidades de este consorcio es que operan a partir de tareas de vinculación y resolución de problemas en su entorno, ya sea en el ámbito gubernamental o empresarial; lo cual se traduce en una amplia plataforma de servicios que posibilita un alto nivel de ingresos propios.

Bajo este esquema, el Sistema recibió, sólo en 2012, 4 mil 400 millones de pesos del Presupuesto de Egresos de la Federación, sin embargo a esta cifra se le agregaron tres mil 200 millones de pesos producto de la generación de recursos propios.

Además, el Sistema cuenta con 148 posgrados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad de Conacyt y mil 571 integrantes del Sistema Nacional de Investigadores; además de que 11 % de su matrícula está conformada por estudiantes extranjeros.

Entre las áreas de conocimiento en las cuales impactan los diferentes centros se encuentran biotecnología, astronomía, manufactura, informática, química, matemáticas y ciencias sociales por mencionar algunas.

En conferencia de prensa, el maestro Luis Gabriel Torreblanca Rivera, presidente del Consejo Consultivo de los Centros Públicos de Investigación Conacyt, aseguró que de cara a un nuevo sexenio enfrentan diferentes retos, como lograr mayor interacción con los sectores gubernamental y productivo, así como la creación de nuevos centros.

Por su parte, el doctor Enrique Cabrero Mendoza, director general del Centro de Investigación y Docencia Económica, comentó que es imprescindible que estas unidades generadoras de conocimiento demuestren a la sociedad su capacidad para resolver problemas; de tal manera que no se piense en la ciencia y la tecnología como elementos del gasto público, sino como una inversión que hace el país para desplegar mayores niveles de desarrollo, competitividad y bienestar social.

Indicó que en 1992 se decidió conformar el Sistema y apostar por la interdisciplinariedad para atender problemas de la agenda crítica nacional, tales como: agua, desastres naturales, cambio climático, pobreza y migración, por mencionar algunos.

Sin embargo, aclaró que existen otras temáticas en las que, a pesar de que han sido abordadas por investigadores nacionales, es indispensable la creación de centros especializados en genómica o desarrollo urbano.

Asimismo, señaló que cada uno de los 27 centros que integran este consorcio debe avanzar hacia la autosustentabilidad, gracias a la cual incrementen los ingresos que resulten por la transferencia de tecnología y conocimiento, para que se dependa menos del presupuesto público.

En tato el director general del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, doctor Sergio Hernández Vázquez, apuntó que cada una de estas instituciones ha favorecido el desarrollo de la región en la que se ubican, por lo que en muchos casos se desempeñan como asesores científicos del gobierno.

Indicó que en 1992 se decidió conformar el Sistema y apostar por la interdisciplinariedad para atender problemas de la agenda crítica nacional, tales como: agua, desastres naturales, cambio climático, pobreza y migración, por mencionar algunos.

Con información de Agencia ID.

El informador Tecnología

Comparte en las redes sociales: