Daniela Schmidt, al servicio de los personajes

c
noviembre 14, 2012

GUADALAJARA, JALISCO (13/NOV/2012).- La actriz participa en la tercera y última temporada de Capadocia serie producida por HBO. A Daniela Schmidt se le recuerda —entre otras cosas— por su simpático personaje de ”Yesenia”, el travesti melodramático de la película ”Casi Divas”. Por su trabajo en la producción latina ”Eva Luna” para televisión y en teatro, se le ha visto bajo la órdenes de Gimenez Cacho. ”Sobreviviente”, ”La Pantera Negra” y ”Tequila” son sólo algunos de sus trabajos en cine.

El próximo año la actriz estrenará un interesante trabajo bajo la dirección del danés Martin de Thurah y en televisión formará parte del elenco de una serie dirigida por Sergio Umansky. Recientemente participó junto a Cassandra Chiangerotti en el cortometraje ”Algo tan pequeño”, escrito y dirigido por Gabriel Mariño y estrenará a finales de este 2012 ”Los Gastronautas”, un docudrama sobre la gastronomía mexicana, dirigido por Gloria Ribé, proyecto en el que participan Enoc Leaño y Carmen Madrid, y que se transmitirá por 30 TV Abierta Digital.

—¿Cuál es tu interés para trabajar en la pantalla?

—Llevar al público al límite de sus emociones, de su consciencia, de su vida. A la vez servir de instrumento para darle voz a los que no la tienen. Me interesan historias donde los personajes vencen sus propios demonios. Para mí lo importante es poder reproducir una obra de una manera que toque al público sin importar el formato.

—Cine, teatro, televisión ¿qué te dicen estos lenguajes?

—El teatro es alimento para el alma, pero en México al teatro van dos personas, tiene muy poco alcance. El cine es una máquina de ilusiones, amo el cine, pero igualmente aquí en México debes tener mucha suerte para que te vaya bien. La tele tiene un alcance increíble, lo que te permite llegar a muchos lugares pero tenemos el problema de la calidad de contenidos.

—En entrevista reciente, me decía Cassandra Ciangherotti que la vida de una de actriz en México es como de siete años. ¿Cómo es ser actriz en este país?

—No estoy de acuerdo con mi queridísima Cass, un actor tiene la vida entera para trabajar, hay que salir a encontrarse con los proyectos, generarlos, llamarlos, conjurarlos, todos los días de tu vida.

—Con tu respuesta me vienen a la mente actores como Damián Alcázar o Marco Treviño. Eso de que el actor tiene todos los días de su vida para generar. El actor es un creador, pero hoy en día la gente cree que para ser actor, hay que ser Diego o Gael.

—Diego y Gael han logrado hacer todo: actuar, producir, escribir, dirigir, por lo cual les auguro una vida larguísima.

—Claro, sin embargo, ahora jóvenes estudiantes de actuación en vez de generar su propia carrera quieren ser como ellos.

—Creo que la abundancia es de todos. Como mexicano si no tienes filosofía hay que tener mucha suerte para tener éxito, algunos actores son congruentes con sus principios y generan una poética en torno a su trabajo, otros se topan con la suerte frente a frente y la montan hasta el final, no sé, al final todo se decanta y se acomoda en su lugar.

—¿Qué te inspira?

—La música es un elemento que dispara la imaginación y el mundo emotivo. La poesía, el cine, los lugares vírgenes. Los animales, hablar con la gente.

—¿The Doors? ¿Ximena Sariñana? ¿Mozart?

—Amo a The Beatles pero me fascinan Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Lucha Reyes, Chavela Vargas, Lola Beltrán, Björk, Edith Piaf.

—¿A qué mexicanos hay que voltear a ver?

—Cristina Rivera Graza (escritora), Úrsula Pruneda (actriz), Michel Franco (director de cine), Carmen Aristegui (periodista), Lydia Cacho (periodista) y también Natalia Lafourcade. Hay todo un grupo de gente haciendo proyectos de autosustentabilidad y desarrollo de energías renovables como Camilo Pagés y su Biobolsa, Los Gastronautas con sus cultivos orgánicos, gente admirable que está haciendo algo por la educación de la niñez de bajos recursos, como el proyecto Hormiga (promovido por Sergio Umansky y Ariel Zylberstein).

—¿Qué vamos a hacer sin Chavela Vargas?

—Mi Chavela ¡carajo! Pero tenemos a Lila Downs que está padrísima, a mí me gustaría hacer algo acerca de la vida de estas cantantes.

—Decían que este 2012 íbamos a tomar consciencia maya de algo. ¿Tomaste consciencia de algo?

—Jaja… mi problema es que me la paso tomando conciencia cada segundo del día, ya pido esquina.

—¿Existencial?

—Ya me descubriste, creo que el libro que más he leído en mi vida es La Náusea, de Sartre, qué horror.

—¿Dónde sitúas la esperanza?

—Cada vez se afianza más en mí la idea de que yo no soy excepcional en cada uno de los aspectos de mi vida, es decir: ser la mejor amiga, la mejor hija, la mejor mujer, la mejor ciudadana, es imposible sentir paz.

—¿Ser mejor para los demás?

—La actuación es útil sólo en relación a la obra a la que esté puesta en servicio. La actuación de actuar, de accionar, de dejar de hablar y postergar, y en vez de procrastinar hacer, debería ser ley, es lo más útil que se me ocurre. Ser bueno con todo y todos, todo el tiempo, empezando por uno mismo.

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: