Famosos al filo del escándalo

c
noviembre 20, 2012

CIUDAD DE MÉXICO (19/NOV/2012).- Al igual que el resto de las personas “los famosos tienen errores y pasiones, razón por la que, en muchas ocasiones, se ven envueltos en líos con la justicia”, argumenta Juan Saldaña, abogado defensor de Pablo Montero cuando éste golpeó a un mariachi en Garibaldi, en 2011.

“Todo se complica por los medios, la exposición y el mismo cliente, quien pide que todo se lleve con mayor discreción que de costumbre”, explica.

Los recientes casos de las hermanas Marisol y Vicky Terrazas, vocalistas de Los Horóscopos de Durango, y Armando González “El Muñeco” son prueba de ello y de que sus fallas “son normales”.

“El Muñeco tuvo un error, que fue llamar por teléfono por cuestiones de seguridad, malamente lo hizo en un caso que desconoce y que no tiene mayor problema, pero que por el involucrado hoy está bajo libertad caucional”, señala su abogado, Martín González, quien busca en estos días librar a su cliente del delito de “encubrimiento por favorecimiento” hacia el narcotraficante José Alfredo Montoya alias “El Sinaloa”.

El letrado pagó una fianza de 143 mil 965 pesos para que el modelo y bailarín siga el proceso fuera de prisión, donde estuvo 30 días arraigado.

El caso de las cantantes de Horóscopos de Durango es diferente al de “El Muñeco” y similar al que protagonizaron las llamadas “Ladys de Polanco” en 2011, en la Ciudad de México. Al defender a un par de fans que eran revisados por la policía de Miami al salir de uno de sus conciertos, la menor de ellas, Marisol, ofendió a los uniformados de forma airada, por lo que fueron arrestadas el domingo pasado.

Pagaron una fianza de 100 mil dólares para salir en libertad, pero el 12 diciembre deberán asistir a una audiencia en el juzgado de Florida.

Los efectos

Un 95% por ciento de los delitos en que los “famosos” se ven involucrados son de carácter civil. Alcoholímetro, escándalos en palenques, bares, antros y la vía pública son faltas recurrentes entre las luminarias de la farándula. Todos pagan sus deudas con la autoridad, pero el daño a su imagen es irreversible.

“No vuelve a ser igual. Por ejemplo, después de su caso, donde se le involucró con el narcotráfico, a Ramón Ayala le afectó en su agenda de trabajo e imagen pública. Aunque su familia lo vea igual, la gente, de quien vive, no opinará lo mismo”, comenta Víctor Gordoa, asesor de imagen.

Al igual que “El Rey del Acordeón” y “El Muñeco”, los casos por narcotráfico son graves, por lo que su reclusión automática hasta que se compruebe su inocencia es necesaria, pero los demás se resuelven de manera “sencilla”.

Entre los casos más mediáticos están el conductor Fabián Lavalle, quien después de haber sido golpeado por un sexoservidor en 2007, el año siguiente fue sorprendido por el control de alcohol, cumplió la sanción, pero en menos de seis meses reincidió, volvió al llamado “Torito” y le fue revocada su licencia para siempre.

Ari Borovoy, de OV7, Alan, integrante del grupo Magneto, y el vocalista de Zoé, León Larregui, han sido aprehendidos por el mismo delito de conducir en estado de ebriedad.

En el último año (mediados de 2011 y lo que va de 2012), hubo 20 famosos involucrados en problemas con la autoridad.

Problemas financieros

Una falla común entre cantantes y actores es “dejar sus compromisos fiscales a sus contadores”, comenta Adal Ramones, quien en 2007 fue demandado por la Secretaría de Hacienda, y debía pagar una multa de 21 millones de pesos.

Este ha sido el caso más sonado al respecto, pero el conductor y actor regiomontano no ha sido el único.

“Uno trabaja y está confiado de que el contador que contratas se hace cargo de tus compromisos fiscales, para eso le pagas, pero muchas veces no ocurre así y ellos mismos te transan”, añade Ramones, quien debió pagar la cantidad y asistir a varias citas al juzgado para declararse inocente de defraudación fiscal.

Juan Gabriel, Paquita La del Barrio, Lupita D’Alessio y Laureano Brizuela son otros que han sido perseguidos por el mismo delito.

Tanto la intérprete de Rata de dos patas, como Brizuela pisaron la cárcel. A Juan Gabriel y “La Chica Dorada” les embargaron bienes para garantizar el pago de su deuda; la de la ex Timbiriche ascendía a 240 mil dólares.

El de Gloria Trevi es un caso aparte. A la intérprete la persigue un fantasma que tuvo su última aparición en septiembre pasado, cuando fue detenida en el aeropuerto de Santiago de Chile por la Interpol.

La intérprete debía responder a los cargos de rapto y corrupción de menores, por los que fue capturada en 2002 y encerrada en Brasil.

El 31 de agosto, previo a su show en el Auditorio Nacional, policía ministerial acudió a aprehender a la cantante por un proceso legal que ella interpuso en contra de TV Azteca por daños y perjuicios en Estados Unidos. El fallo fue a favor de la intérprete, pero la televisora contrademandó. Se argumentó que la acusación era falsa.

EL DATO

A todo pulmón

Actualmente, Pablo Montero protagoniza la telenovela Qué bonito amor, una producción donde da vida a un intérprete de música ranchera y abre un triángulo amoroso entre los protagonistas, a quienes dan vida Jorge Salinas y Danna García.

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: