Google y la privacidad de nuestros datos, ¿cómo nos defiende el gigante?

c
enero 30, 2013

La semana pasada os informábamos sobre el último informe de transparencia de Google. Unos datos poco alentadores que mostraban como habían aumentado el número de peticiones por parte de los gobiernos para acceder a nuestra información personal. Quizá por esta razón, el gigante ha querido aclarar de qué manera actúan ante estos requerimientos gubernamentales. Antes de ofrecer nuestra información y la privacidad de nuestros datos, Google revisa tres normas internas que deben cumplirse.

Google y la privacidad de nuestros datos, ¿cómo nos defiende el gigante?

Aprovechando que hoy es el denominado Data Privacy Day, fecha señalada para reconocer la importancia de defender la privacidad de nuestros datos y la seguridad en la red, Google explica lo que ocurre cada día en la compañía.

Como otras empresas que ofrecen servicios online a los usuarios, Google recibe a diario decenas de cartas, faxes y correos electrónicos de los diferentes organismos gubernamentales y tribunales en el mundo. Todos ellos piden el acceso a la información de las cuentas privadas de algunos ciudadanos, normalmente en referencia a investigaciones internas de los gobiernos.

¿Y qué hace Google ante estas peticiones? Tal y como cuentan, mantienen un filtro interno activo con cada reclamación de los gobiernos. Una serie de reglas (3) con las que salvaguardar la privacidad de los usuarios intentando mantener un equilibrio entre las leyes de cada país y nuestros datos.

En primer lugar, explican que desde hace varios años han actualizado las leyes como la Electronic Communications Privacy Act de Estados Unidos. De esta manera, las mismas protecciones que se aplican a los documentos personales que podemos tener cada uno en nuestra casa, también se aplican en el espacio digital para los correos electrónicos o documentos online.

En segundo lugar, mantienen un estricto proceso de selección con cada solicitud. Cuando las agencias gubernamentales piden datos de los usuarios que tienen una cuenta de Google, el equipo de la compañía:

Examina cuidadosamente la solicitud para asegurarse de que cumple con la ley y las políticas de Google. Para que consideren que la petición es justa, debe existir un documento escrito y firmado por un funcionario autorizado de la agencia solicitante y expedido en virtud de una ley adecuada.Se evalúa el alcance de la solicitud. Si es demasiado amplia, Google la puede rechazar o tratar de reducir la demanda. Este punto explican que es el más común de todos.Llegado el caso, la compañía notifica a los usuarios acerca de la demanda legal en curso de su información privada. De esta manera alertan al usuario para que pueda comunicarse con la entidad que solicita los datos, o bien para consultar con un abogado. Google explica que esto no siempre es posible, principalmente porque existen leyes en los países que les a obligan a ofrecer esta información sin que el usuario lo sepa (ejemplo de la Patriot Act en Estados Unidos) .Por último, se requiere que las agencias gubernamentales que realizan investigaciones penales utilicen una orden de registro para obligar al gigante a proporcionar la información privada de los usuarios almacenada en Google, Gmail o YouTube. De esta forma hacen un llamamiento a la Cuarta Enmienda en Estados Unidos, donde se prohíbe la incautación y búsqueda “irrazonable”.

En tercer lugar, la compañía explica que ofrece toda la información sobre las solicitudes de los gobiernos a través de sus informes de transparencia.

Tres normas por las que los usuarios nos podríamos sentir un poco más seguros y por las que Google trata de asegurar que los gobiernos puedan llevar a cabo investigaciones legítimas mientras tratan de salvaguardar en la medida de lo posible la privacidad de nuestros datos.

alt1040.com

Comparte en las redes sociales: