Gregory Nava expone los contrastes fronterizos

c
noviembre 9, 2012

MORELIA, MICHOACÁN (08/NOV/2012).- “A mí me gusta decir la verdad a través de mi cine”. Esa es la frase con la que se presenta Gregory Nava a todos los lugares que llega, un realizador frontal y honesto al que le gusta caminar con la frente en alto por el sendero de la independencia creativa en Hollywood.

El director chicano se encuentra presente en el FICM, a donde asiste para presentar una selección de películas donde expone su visión sobre la frontera entre México y Estados Unidos: El Norte (1983) y Mi familia (1995). Fue el miércoles por la tarde, tras la función de esta última película, que Nava sostuvo una ronda de preguntas y respuestas con los espectadores.

Dicharachero, sin ocultar en ningún momento su español con fuerte acento anglosajón, el director consideró que “la forma de sacarle la mejor actuación a un actor es simplemente dejarlo actuar”.

Pero así como los actores son la base de una película exitosa, el director es el encargado de construir una estructura que la soporte, y es allí donde Gregory levanta la bandera de “ser honesto”. “A través de mi cine lo que quiero es decir siempre la verdad. No pongo imágenes sólo positivas del latino para negar estereotipos. Lo que quiero es decir la verdad simplemente”.

Luchador de dos fronteras

Para Gregory Nava, hay una serie de fenómenos que rodean a la cultura latina en Estados Unidos, mismas que casi siempre quedan reflejadas en su cine. “Creo los hispanos en Estados Unidos y en Latinoamérica tenemos una lucha cultural muy fuerte, con lo que somos y lo que queremos ser. Nos preguntamos cómo mantener nuestra identidad y, al mismo tiempo, negamos y abrazamos nuestras raíces”.

El director agregó que en el caso específico de los latinos en Estados Unidos, “el problema es la identidad. Hay mucha gente en Latinoamérica que niega sus raíces indígenas, y por eso siempre en mi cine quiero reconocer las raíces indígenas. En Mi familia los protagonistas son oriundos de Michoacán, sus raíces son gente purépecha. Y en mi película retrato el espíritu indígena, su cultura y su lengua”.

El propio Nava anota que si trata temas fronterizos en su cine es porque creció entre las dos fronteras. “Yo nací en San Diego, pero tengo mucha familia en Tijuana, tíos, primos, etcétera. Las familias estamos de los dos lados de la frontera, y México estaba a 15 minutos de mi casa. La frontera es mi mundo, he visto desde niño gente cruzándola, el conflicto y los contrastes, de allí nacen los temas de mi cine”.

El sueño americano existe

En el marco del Festival de Cine de Morelia se han mostrado varias cintas que se refieren a la migración (La vida precoz y breve de Sabina Rivas, El Norte, Los videos americanos, Dioses y reyes), casi todas con un punto de vista donde prevalece el pesimismo. Al preguntarle a Gregory Nava sobre si el “sueño americano” ha muerto, el realizador es enfático al señalar: “No ha muerto, existe, sí existe, pero también existe la pesadilla americana”.

El director se pone como ejemplo viviente de que es posible destacar siendo hispano en tierras anglosajonas, aunque no deja de señalar las desventajas que enfrentan. “Sí, es muy difícil, muy difícil hacer cine latino, hay mucha discriminación contra los latinos en Hollywood, sin duda, y es muy dura. Pero les voy a decir una cosa: yo vengo de una familia muy pobre, mexicana. Y si mi familia se hubiera quedado en este país, yo jamás habría hecho cine. Sí, en Estados Unidos me resultó muy difícil, pero tuve más oportunidades, por mi talento, no por venir de una familia rica”.

Es por eso que a juicio del director de Selena (1997) y Bordertown (2006), los inmigrantes latinos siguen apiñándose en la frontera mexicana, soñando con llegar a la Unión Americana. “La gente quiere salir de su país de origen, porque allá (en Estados Unidos) tienes al menos una oportunidad de mejorar, con todo en contra. Todas las injusticias que van a vivir. Discriminación. Dureza. Pobreza. Sí, todo es verdad, pero en Latinoamérica las cosas están peor”.

FRASE

“Como cineasta latino, tengo la responsabilidad de llamar la atención sobre lo que pasa en la frontera con Estados Unidos.”

Gregory Nava


VISIÓN POLÍTICA

Duda de Obama

“Barak Obama fue elegido por los latinos, y no fue capaz de decir ‘gracias’”, considera Gregory Nava, quien se muestra escéptico sobre los pasos que seguirá el recientemente mandatario relecto. “Si no fuera por nosotros, no estaría allí. Cuando necesitan nuestros votos, ellos hablan con nosotros y prometen mucho. Al momento que ellos logran lo que quieren, nos olvidan, olvidan a los latinos”.

El cineasta considera que Obama “no hizo nada durante sus primeros cuatro años por sacar adelante una Reforma Migratoria. Tenemos que tomar un camino para legalizar a la gente que está en Estados Unidos, tenemos que cambiar la situación, porque muchos no lo saben, pero Barak deportó más que George Bush Jr.”.

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: