Japón: los consumidores gastan menos en música tras implantarse la ley de descargas

c
noviembre 14, 2012

Podría aplicarse como medida para futuras leyes en camino. En Japón, el 1 de octubre entró en vigor una ley draconiana de descargas, una ley que castigaba a los usuarios que descargaran música o vídeo con derechos de autor con hasta dos años de prisión y una multa de dos millones de yenes. Hoy, tras más de un mes en marcha, las encuestas muestran unos resultados aún más preocupantes para la industria de la música. Los consumidores gastan menos en música que antes de la ley.

Ley de descargas en Japón

Una ley que fue aprobada en el mes de junio, después de que la industria de la música en el país, la segunda más grande en el mundo tras Estados Unidos, reportara unas pérdidas económicas récord. Los analistas sugirieron que sólo una de cada 10 descargas en la red eran legales.

La ley entró en vigor y los resultados han mostrado cambios, aunque posiblemente no los esperados. Según un último estudio estadístico en el país, muchos consumidores son reacios a descargar por miedo a las fuertes multas, un indicativo en cierta manera de que la ley ha tenido éxito.

Sin embargo, el estudio nos indica que desde que la ley fue aprobada, las ventas de música en el país han seguido bajando, los consumidores están realmente mostrando menos interés por la música que nunca. Para que nos hagamos una idea, según publica Livedoor News a través de los resultados del estudio de consumo en el país, más del 68% de los encuestados gastan 0 yenes en música al mes, la cifra más alta y devastadora para la industria en 10 años.

El estudio llevado a cabo realizaba diversas preguntas a los consumidores. Se les preguntaba por el dinero invertido de su economía al mes para la compra de música. Las respuestas posibles iban desde “0 a 500 yenes” a “más de 10.000 yenes”. El resultado, desde el 2004 se ha visto aumentado de manera drástica la exclusión de la compra de música dentro de la economía familiar o personal de los consumidores.

La pregunta por tanto podríamos trasladarla ahora a la ley implantada. ¿Se ha producido un efecto tras las restricciones de descargas? ¿Tiene la ley en realidad un efecto negativo en las ventas de música? Quizá ni la una ni la otra, quizá simplemente el problema no era ese y el gobierno identificó de manera errónea a las descargas ilegales como la causa del mal de la industria.

Sea como fuere, desde JapanToday recogen el sentir de muchos usuarios en el país a través de las redes sociales tras la encuesta. La mayoría hablan de unos precios desorbitados, otros de la dificultad para encontrar la música que les gusta fuera de las tiendas extranjeras, pero la mayoría parecen indicar que las ventas de la música han caído debido a la falta de interés en general y a la poca relación calidad-precio que existe actualmente.

Es como si el público percibiera hoy la industria de la música de una manera bien diferente. Parece que no están dispuestos a invertir el dinero ganado en un producto que no les llena. Aún así, el aumento estos años en las descargas ilegales en el país es una señal de que la gente está lo suficientemente interesada por la música, aunque de manera gratuita, quizá no tanto con el precio actual de venta. La encuesta parece decirnos que tras eliminar la opción de descarga en el país con la ley, pocas personas están interesadas en la música de hoy, al menos lo suficientemente como para pagar por ella.

Quizá en Japón, al igual que en la mayoría de países que intentan buscar el mal de la industria en la “piratería”, deberían darse cuenta de que lo más importante es generar ingresos y formas de llegar a ello. Culpando a las descargas y a la “piratería” solamente desvían el problema para finalmente volver al punto de inicio. Ni Hadopi en Francia ni ahora la ley de descargas en Japón han demostrado que el problema sea de los usuarios.

alt1040.com

Comparte en las redes sociales: