La NASA observa una enorme tormenta de polvo en Marte

c
enero 30, 2013

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (26/NOV/2012).- La agencia espacial estadounidense (NASA)  afirmó este lunes que ha observado desde hace dos semanas, a través del robot  Opportunity, una tormenta masiva de polvo en Marte que ha producido cambios atmosféricos.  

Es la primera vez desde 1970 que la NASA estudia este fenómeno desde la  órbita y también con una estación meteorológica en la superficie, afirmó la  agencia en su página web.  

“Esto es ahora una tormenta de polvo regional”, afirmó Rich Zurek, jefe  científico para Marte del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA  en Pasadena, California (suroeste de Estados Unidos).  

“Cubre una región bastante extensa con su nube de polvo y en una parte del  planeta donde tormentas regionales en el pasado se han convertido en tormentas  de polvo globales”, explicó.  

Tormentas regionales de polvo se han expandido y afectado vastas áreas del  Planeta Rojo en 2001 y 2007.

“Una cosa que queremos aprender es por qué algunas tormentas marcianas de  polvo llegan a este tamaño y dejan de crecer, mientras que otras siguen  creciendo y se convierten en globales”, afirmó Zurek.  

Luego de décadas de observación, los expertos saben que hay un factor  temporal unido a las mayores tormentas de polvo marcianas, según la NASA. La  más reciente tormenta de polvo comenzó hace apenas unas semanas con el inicio  de la primavera en el hemisferio sur.  

El 16 de noviembre, la sonda Mars Reconnaissance detectó un calentamiento  de la atmósfera unos 25 kilómetros por encima de la tormenta. Desde entonces,  la temperatura de la atmósfera de la región aumentó alrededor de 25 grados  Celsius.  

El fenómeno se debe al polvo, que se eleva por encima de la superficie y  absorbe la luz del sol en las alturas, según la NASA.  

Temperaturas más cálidas también han sido detectadas en un “lugar caliente”  cerca de las latitudes polares del norte, debido a los cambios en la  circulación atmosférica.  
Los instrumentos meteorológicos a bordo del robot estadounidense  Opportunity, en Marte desde 2004 y que se encuentra por el momento a más de  1.300 kilómetros de la tempestad, también midieron un cambio en la presión  atmosférica.  

Si la tormenta continúa expandiéndose, Opportunity podría verse afectado,  ya que su suministro eléctrico depende de la energía solar. No es el caso del  vehículo robótico Curiosity, que llego al ecuador marciano el 6 de agosto y  depende de un generador nuclear.  

La estación meteorológica del Curiosity detectó cambios atmosféricos  ligados a la tormenta. Los sensores observaron un descenso en la presión aérea  y un ligero ascenso en la temperaturas nocturnas más bajas.

Curiosity es un proyecto de dos años y 2.500 millones de dólares de costo  que tiene el objetivo de investigar si es posible vivir en Marte y descubrir si  las coniciones del planeta podrían haber albergado vida en el pasado.  

El informador Tecnología

Comparte en las redes sociales: