La rana pintada Hula que resucitó a los 60 años

c
junio 17, 2013

Publican en Nature Communications los últimos estudios sobre una especie animal que se consideraba hasta ahora como extinguida. Su clasificación como fósil viviente convierte a la rana pintada Hula en un animal único.

Wikipedia

En ciencia nunca puedes decir de este agua no beberé. O mejor dicho, este hecho es así de manera irrefutable. En eso consiste su magia, en que precisamente la investigación no es dogmática, y lo que hoy parece ser cierto, mañana podemos demostrar que no lo es.

Eso mismo han comprobado científicos de Israel, Francia y Alemania, al calificar a la rana pintada Hula como un verdadero fósil viviente. ¿Cuál es la historia que se esconde detrás de este anfibio? ¿Qué es lo que hace su descubrimiento tan especial?

La rana pintada Hula no es una especie demasiado estudiada. Aunque los científicos la denominaron Discoglossus nigriventer, lo cierto es que hasta la fecha solo se habían recogido una minúscula cantidad de ejemplares, que impedían un estudio a fondo de sus características biológicas.

Este estudio se hacía aún más complicado, ya que en principio, la última rana pintada Hula observada había sido vista en 1955. Por este motivo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, una organización mundial dedicada a la protección de los recursos naturales, había declarado a esta especie como extinta en 1996.

La desaparición de la rana pintada Hula había estado motivada, según investigaciones anteriores, por el drenaje que había ocurrido en el propio lago Hula, en Israel, zona de donde era originaria esta especie. ¿Pero qué ha ocurrido? ¿Cómo ha resucitado este anfibio de repente?

En 2011, hace ahora dos años, los investigadores realizaron un descubrimiento accidental, a la par que fascinante. No todas las esperanzas estaban perdidas, se habían descubierto ejemplares que parecían pertenecer a esta especie. Omri Gal, de la oficina israelí para la naturaleza y los parques, confirmaba en aquella fecha que estábamos ante un hallazgo sorprendente, y que se reabrían las esperanzas para conservar este tipo de anfibio.

Ahora los propios biólogos, tras los análisis genéticos y morfológicos efectuados, han cambiado la denominación de especie extinta a la de fósil viviente. Una descripción que se ajusta mucho más a la realidad de la rana pintada Hula, que parece haber resucitado después de décadas.

El equipo de Sarig Gafny, que ha publicado su trabajo en Nature Communications, ha reclasificado la posición de la rana pintada Hula en la biología. Se considera que este ejemplar es el único superviviente de un género ya extinguido, por lo que se explica por qué ha recibido la denominación de fósil viviente.

La investigación realizada, en palabras de Robin Moore, perteneciente a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, demuestra la resiliencia existente en la naturaleza. Una lucha eterna de las especies animales por sobrevivir y no extinguirse, como nos demuestra fielmente este anfibio.

alt1040.com

Comparte en las redes sociales: