La realidad a través del lente de Paula Markovitch

c
noviembre 20, 2012

GUADALAJARA, JALISCO (19/NOV/2012).- Arrasar en los festivales de cine (incluido el de Guadalajara), levantar al público de sus butacas y tener a la crítica a sus pies, no fueron elementos suficientes para que la película ”El premio” tuviera un camino más sencillo rumbo a su estreno comercial. De hecho, su directora Paula Markovitch, reconoce que la espera fue mucho más larga de lo que ella hubiera querido. Todo debido a problemas de carácter legal que enfrentó la cinta cuando buscaba fecha de lanzamiento.

Sin embargo, y tras superar estas diferencias (aunque Markovitch prefiere no aclarar de qué tipo), la realizadora anuncia que será en febrero de 2013 que el largometraje llegue finalmente a la gran pantalla. “’El premio’ se estrena en febrero, al fin. Tuvimos problemas con el papeleo de la película, por eso no se podía autorizar el estreno, pero nos fue muy bien en los festivales”.

Y es que si de algo puede presumir ”El premio”, es que su nombre le trajo suerte. “Viajó por todo el mundo, se llevó muchos reconocimientos en festivales”, expone la realizadora sin ocultar la satisfacción por el buen paso del proyecto.

Ambientada en Argentina (de donde es originaria la directora), el filme relata historia de una niña de siete años, llamada ”Cecilia” (Paula Gallineli), que vive oculta con su madre, ”Lucía”, (la actriz Laura Agorreca) durante la época de la dictadura militar argentina (la década de los años setenta del siglo pasado).

Cecilia no comprende por qué debe vivir entre carencias y sin poder salir de casa, aunque las mentiras que debe contar sobre su origen le parecen divertidas. En medio de todo, su madre vive al borde de un ataque de nervios debido a la compleja situación que enfrentan ambas.

Con paso discreto

Que el largometraje finalmente se estrene a nivel comercial es algo que tiene contenta a su directora, aunque ella prefiere tomarlo con cautela, pues sabe bien que su cinta va dirigida a un número específico de espectadores.

“Era el momento de llegar a la pantalla, porque en cuanto a festivales ya había cumplido su ciclo. En total, ya había ganado unos 30 reconocimientos en México y el extranjero”.

“Será un estreno con 20 ó 30 copias en México –apunta Markovitch- y me parece una cifra exacta para el tipo de proyecto. Además, las niñas protagonistas de la película (Paula Galinelli y Sharon Herrera) van a venir desde Argentina para estar presentes en el estreno”.

Nuestro país no será el primero donde se proyecte la cinta. Curiosamente, los problemas legales no afectaron su estreno en Polonia, aunque sí retrasaron su proyección en América (México y Argentina, particularmente).

Paula Markovitch reconoció que 2012 fue un año de sembrar proyectos. El principal es su siguiente película, donde abordará un tema que le apasiona: La pintura. “Involucra a los cuadros de mi papá, explica y se llama ‘Cuadros en la oscuridad’”.

La directora se dedicó durante buena parte de este año a trabajar en el guión, como ella prefiere llamarlo: “texto cinematográfico. Fue un año donde la literatura y la plástica estuvieron muy presentes. Muy intenso, con mucho trabajo. Ahorita también estoy investigando mucho sobre la dramaturgia”.

Cuadros en la oscuridad se encuentra en fase de preproducción, por lo que Markovitch prefiere no adelantar cómo será su realización. “De momento, no cuento con un elenco elegido, no es algo que me preocupe por ahora. Tal vez trabaje con actores improvisados, no lo sé, porque el proyecto aun se encuentra en una fase donde se están colocando sus bases”.

Sumergida en el texto

Paula Markovitch es una férrea defensora del texto cinematográfico, pero tampoco de cierra a la actual tendencia de filmar sin un guión terminado. Sin embargo, la creativa explica que el cine y la literatura van de la mano de forma indisoluble. Es una relación que puede variar y ser flexible, pero jamás romperse. “No se puede filmar sin literatura. Lo que pasa es que muchos directores, los que dicen ruedan sin usar el guión, escriben durante el rodaje. Lo hacen detrás de cámaras, pero lo hacen. Pero siempre existe un proceso, un encuentro con la literatura”.

Aquí es donde Markovitch pinta su línea, sin que eso signifique que le cierre las puertas a la experimentación artística. “A mí me gusta mucho más escribir antes, cuando a otros directores les gusta escribir ya en la filmación. Eso no quiere decir que mi proceso creativo sea cuadrado. Me gusta improvisar en el rodaje. Con los años llegué a la conclusión de que se escribe todo el tiempo, se puede escribir en el rodaje y claro, también se puede escribir en la edición”.

“Cuando yo tomo mi guión y dirijo mi obra, estoy haciendo una interpretación de mi propio texto. Claro, entiendo que hay directores que tienen interpretaciones mucho más flexibles o experimentales, y otros que son más apegados a lo que ya está escrito. Es cuestión de visiones, y la mía es que cuando hay un buen texto, hay que apegarse a él”.

FRASE

“Mi obra como directora es muy personal”.

Paula Markovitch,
cineasta

El informador entretenimiento

Comparte en las redes sociales: