Más personas padecen enfermedad de Parkinson al envejecer

c
noviembre 12, 2012

GUADALAJARA, JALISCO (10/NOV/2012).- La prevalencia de los trastornos del movimiento, en especial la enfermedad de Parkinson, va en incremento de forma importante, en relación con el envejecimiento de la población, informó el especialista Francisco Javier Jiménez Gil.

El neurólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, dijo que actualmente se sabe que un siete por ciento de la población al margen de la edad, padece alguna forma de trastorno del movimiento.

Jiménez Gil, quien encabeza la Clínica de Trastornos del Movimiento del Hospital de Especialidades (HE) del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) del IMSS en el estado, consideró que esta situación es muy grave.

Lo anterior, explicó, porque generalmente estos trastornos son procesos degenerativos y progresivos con altos índices de incapacidad en detrimento de la calidad de vida de las personas. “Se ha determinado que una persona con Parkinson, vive 20 años o más con la enfermedad”, dijo.

En sí, precisó, los trastornos del movimiento constituyen el segundo motivo de consulta en el servicio de Neurología del citado nosocomio y es la enfermedad de Parkinson, la más frecuente de entre toda la gama de este tipo de afecciones que incluyen también temblores, coreas, ataxias y tics.

El especialista señaló que el Parkinson se considera un padecimiento multifactorial en la que la genética juega un papel fundamental. “No se conoce con certeza su causa, la verdad es que su origen es múltiple y además del aspecto genético deben coincidir muchos factores para que finalmente la persona exprese la enfermedad”, apuntó.

Dijo que entre las hipótesis más aceptadas en torno a la expresión de este mal, está la exposición prolongada a factores adversos entre los que mencionó los pesticidas y herbicidas, sin omitir otros productos como solventes e hidrocarburos e incluso las drogas, especialmente el cristal.

El médico dio a conocer que si bien ha habido mucho avance en el diagnóstico y tratamiento de ésta y otras alteraciones del movimiento, durante mucho tiempo este tipo de padecimientos estuvieron en el olvido.

Indicó que todo movimiento incontrolado en fase de reposo, así como rigidez sobre todo en la zona de la nuca, deben ser valorados de inmediato para determinar el origen e iniciar de inmediato el tratamiento que se requiera.

Dijo que aunque la enfermedad de Parkinson y el resto de los trastornos del movimiento tienden a la cronicidad, es decir, no se curan, sí pueden en cambio, tener un muy buen control, sobre todo cuando se empiezan a tratar en sus fases más incipientes.

El informador Tecnología

Comparte en las redes sociales: