Samsung cierra el año con 8.270 millones de dólares de beneficio trimestral

c
enero 30, 2013

Acaban de ser publicados los resultados financieros de Samsung para el último trimestre de su año fiscal 2012. En este período la compañía consiguió unos ingresos de 56 billones de won (unos 52.450 millones de dólares) que se convirtieron en unos ingresos operativos de 8,8 billones de won (cerca de 8.270 millones de dólares). La empresa se suma a otros gigantes de la tecnología, como Google, Apple o Nokia, que ya dieron la información correspondiente a sus trimestre fiscales (recordemos que los años fiscales no siempre coinciden con los naturales) a lo largo de esta semana.

Resultados financieros de Samsung en 2012

Esta cifra supone un crecimiento del 10% respecto al trimestre anterior y de un sorprendente 89,3% respecto al mismo período del año pasado. A pesar de ello, los resultados financieros de Samsung son muy similares a las estimaciones que hizo la compañía hace unas semanas. En total, la empresa ingresó 201 billones de won (188.140 millones de dólares) a lo largo de 2012, lo que supuso unos ingresos de 29 billones de won (es decir, aproximadamente 27.180 millones de dólares).

Gran parte de estas cantidades se debe a la división de comunicaciones móviles, cuyos ingresos trimestrales fueron de 27,23 billones de won (20.675 millones de dólares), un crecimiento del 4% respecto al trimestre pasado. El beneficio operativo de la rama que engloba a esta división (junto a otras tres) fue de 5,44 billones de won (4.130 millones de dólares). Y en Samsung parecen tener claro quiénes son los ‘culpables’, pues señalan directamente a los dos teléfonos inteligentes que batieron récords de ventas el año pasado: Galaxy S III y Galaxy Note II.

También resulta relevante que la compañía (que, recordemos, tuvo un año muy movido en lo que a demandas por patentes se refiere) explique en el documento (a través de Robert Yi, su vicpresidente senior y director de relaciones con inversores) que, a pesar del “abismo fiscal de EEUU” que creó “un difícil entorno de negocios”, lograron “fuertes ingresos” gracias un foco estratégico en “productos diferenciados y de alto valor añadido”.

Otras divisiones que merece la pena mencionar tras conocer los resultados financieros de Samsung son la de televisores (que creció respecto al trimestre anterior), la de artículos para el hogar (aunque la demanda bajó por el estado de la economía global, se incrementaron las ventas de sus frigoríficos y lavadoras en Europa y Estados Unidos) o la de componentes (que creen que experimentará una lenta recuperación). En este sentido, su división de semiconductores fue rentable este trimestre (1.330 millones de dólares de beneficios), pero el segmento de pantallas tuvo sus problemas. Sin embargo, la rentabilidad de las pantallas LCD para televisores y OLED para teléfonos inteligentes evitaron mayores pérdidas.

alt1040.com

Comparte en las redes sociales: